ENFERMEDADES DE LA COLUMNA VERTEBRAL

ARTROSIS FACETARIA

ARTROSIS FACETARIA

Al iniciar, la artrosis facetaría no provoca ni dolor ni otros problemas.  Los nervios del dolor no están en el cartílago, sino en el hueso subyacente por lo que hace falta que el desgaste de la articulación sea muy intenso como para llegar a provocar dolor.

Cuando este aparece, se diagnostica un síndrome facetaría. Si la degeneración es muy fuerte el cartílago ya no amortigua la carga de la articulación y el hueso puede deformarse.

 

Tratamiento: La terapia de calor  para prevenir su progresión, especialmente en casos en los que existe hiperlordosis. Cuando la artrosis facetaría provoca dolor, se aplican distintos tratamientos, pero la cirugía solo se recomienda cuando la deformación del hueso llega a comprimir alguna estructura nerviosa. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *